Skip to main content

La paz del agua

Published on: 13/03/2015

En nuestro sector, Cochabamba (Bolivia) es conocida por la llamada "guerra del agua", una serie de protestas que terminaron la privatización del servicio de agua. Cochabamba merece ser conocida por sus importantes logros en el tema de agua en tiempos de paz, sobre todo a través de su sector público. 

En los últimos meses he estado involucrado en un trabajo para la ONG Water For People en desarrollar herramientas de costeo de la prestación de servicios de agua a nivel municipal. Estas herramientas fueron validadas en dos municipios rurales de Cochabamba: Tiraque y Araní. Una de estas herramientas se centra en analizar cuánto los municipios están dedicando al apoyo a la gestión comunitaria, y cuánto deberían dedicar para cumplir todos sus funciones de apoyo a los Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPyS) en sus actividades de operación, mantenimiento y administración. Los municipios bolivianos, a través de sus Direcciones Municipales de Saneamiento Básico (DMSB) tienen esta responsabilidad de apoyo a los CAPyS.

Aunque en muchos países, los gobiernos locales tienen este tipo de rol de apoyo, en pocos países este rol es cumplido adecuadamente. Muchas veces, los gobiernos locales tienen poco personal para brindar apoyo. O tienen personal, pero el personal dedica su esfuerzo casi exclusivamente a realizar la implementación de nuevos sistemas y no al apoyo continuo. O hay personal, pero no cuentan con recursos de transporte para ir al campo. Como resultado, muchos comités de agua se quedan sin apoyo, y la sostenibilidad de los servicios se ve afectada. Se estima que un gobierno local necesita dedicar un equivalente de unos 2-3 US$/persona/año a apoyo a organizaciones comunitarias para tener un impacto positivo en el desempeño de estas organizaciones. Pero muchos países dedican mucho menos de este y en realidad las comunidades no reciben el apoyo que necesitan.

No fue así en los municipios Cochabambinos de Tiraque y Arani. Usando la herramienta de costeo, estimamos que actualmente estos municipios están dedicando entre 10 y 20 Bolivianos (1.40-2.80 US$) por habitante por año - entonces alrededor de los rangos de costos unitarios mencionados arriba. Y se nota. La DMSB de Tiraque cuenta con tres funcionarios a tiempo completo dedicado al tema de agua y saneamiento; cuenta con todo el equipamiento que se espera (computadores, impresoras, etc) y se observa que están muy activos en cumplir sus funciones. Nos preguntamos si esta dedicación de esfuerzo es suficiente. Usando la misma herramienta tratamos de analizar cuánto se requiere para que todas las funciones de las DMSB estén ejecutadas de forma completa, y se llegó a la conclusión de necesitar de aumentar el gasto actual un poca más hacia 11 y 27 Bolivianos (1.60-3.79 US$) por habitante por año. Más importante, la herramienta permitió visualizar un gran sesgo actual de las DMSB hacia apoyo a la implementación de sistemas nuevos (ver Figura 1). Se analizó que aunque el monto total solo tiene que aumentar un poco, es sobre todo el balance tiene que cambiar hacia el monitoreo y atención a sistemas existentes.

Figura 1: Desglose de gastos actuales en apoyo en el municipio de Araní

Este primer análisis muestra que los cochabambinos no sólo enfrentaron contra la privatización durante la guerra del agua, sino también el sector público está haciendo un esfuerzo serio para apoyar la sostenibilidad de los servicios de agua en tiempos de paz. Espero que en el futuro Cochabamba será conocida más para estos logros en la paz del agua.