Skip to main content

Una nutritiva sopa de cebolla

Published on: 27/04/2014

Usando el concepto cebolla para ayudar al monitoreo de los servicios de agua y saneamiento en Centroamérica y el Caribe

En medio de una de las tantas discusiones sobre cómo deberían de reportar los sistemas de información para ayudar al monitoreo de los servicios de agua y saneamiento rural, uno de los colegas lanzó una interesante idea que casi pasó por desapercibida: usar el concepto cebolla para ir de lo general a lo específico, de acuerdo a la necesidad del usuario. Al escuchar esto me pregunté: ¿realmente podría funcionar? Como todo investigador, cociné una sopa de cebolla en mi mente, o mejor dicho analicé esta opción con base en las experiencias de campo.

Sesión del taller regional de SIASAR en Panamá. Abril 2014Actualmente Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, implementan y fortalecen el Sistema de Información de Agua y Saneamiento Rural -SIASAR- y próximamente los demás países centroamericanos, al igual que el Estado de Oaxaca, México y la Región de La Libertad, Perú, serán parte. El SIASAR es una herramienta desarrollada en un ambiente Web, el cual captura datos por medio del uso de tabletas Android, que son enviados a un servidor central que los procesa y convierte en información para la toma de decisiones. Califica toda la información a una escala de A a D, un A representando un sistema de agua o prestador con muy bien desempeño, y los en D son sistemas o prestadores que están en pésimas condiciones. Para más información www.siasar.org

En Honduras, la herramienta ha comenzado a ser de gran utilidad para las instituciones de gobierno nacional y organizaciones no gubernamentales, siendo estas el SANAA1, FHIS/PIR2 y CRS3. Como ejemplo de la utilidad que se le ha dado se puede citar al FHIS, el cual con base en los resultados del SIASAR, implementa una estrategia para el fortalecimiento de las juntas comunitarias de agua y facilita la formulación de políticas municipales, además desarrolla planes para la creación de un prestador de asistencia técnica intermunicipal. Para tal trabajo, personal del FHIS analiza las estadísticas básicas que genera el SIASAR a nivel municipal, y chequea por ejemplo, cuáles son los indicadores menos cumplidos en un cierto municipio. Estos se vuelven áreas transversales que hay que priorizar en políticas municipales.

Sin embargo, a nivel municipal no se ha visto la misma apropiación. Esto se debe principalmente a dos factores. El primero es que, como SIASAR es una herramienta que está en fase de fortalecimiento y expansión, su módulo de generación de reportes aun no ha sido desarrollado en gran detalle. En el momento un reporte contiene toda la información acerca de todos los indicadores. No siempre es fácil de identificar entre tantos, cuáles son los indicadores más problemáticos o dónde enfocar. Y el segundo, que es ajeno a la herramienta, pero que influye en el punto anterior, es la falta de personal municipal capacitado para realizar análisis detallados de información.

Se ha considerado que para solventar esta situación, la clave podría estar en la aplicación del concepto cebolla. Es decir, el módulo de generación de reportes debería permitir que en un primer vistazo se pueda ver en dónde están los problemas principales de un cierto sistema o municipio, y desplegarse sólo cuando el usuario quiera conocer detalles de los indicadores que están detrás de este problema. Además el tipo de reportes tiene que diferenciarse de acuerdo al tipo de usuario, respondiendo a las necesidades, objetivos y capacidades que tengan los municipios, u otros usuarios. Esto implica que SIASAR debería generar reportes a diferentes niveles geográficos (comunidad, municipio, departamento o país) con un distinto nivel de detalle. De esta forma los reportes permiten ir de lo general a lo particular, de modo que el usuario obtenga una herramienta que lo vaya guiando paso a paso en la identificación de problemas o potenciales áreas de intervención, pero que también brinde la libertad para realizar análisis profundos y complejos.

Se distinguirían cuatro niveles de detalle:

  1. Básico: reporte cuya función sería la de presentar un diagnóstico rápido o brindar alertas para la toma de acciones inmediatas. Requiriendo poco nivel de análisis. Podría ser nada más el estatus en la escala de A a D de un sistema, o el porcentaje de sistemas en un municipio que se encuentre en tal estado.
  2. Intermedio: Un reporte que permite al usuario identificar áreas específicas para enfocar sus esfuerzos, mediante un análisis de factores más o menos cumplidos en una cierta área, o identificar factores que son el limitante principal
  3. Detallado: Un reporte que permite un cruce de variables, con el objeto de facilitar un análisis profundo de la situación. Sus resultados podrían emplearse para la formulación de políticas o planes municipales principalmente.
  4. Base de datos completa: Para usuarios que requieran realizar análisis estadísticos complejos.

Esta propuesta de reportes, fue presentada en la primera semana de abril de este año, en un taller celebrado en ciudad de Panamá, impulsado por el FOCARD-APS4 y Banco Mundial. El objeto del taller giró en el mejoramiento de la herramienta para la consolidación del SIASAR en la región. En dicho evento la propuesta fue tomada como base para una primera discusión y aceptada como principio para ir elaborando los tipos de reporte propuestos. Dentro de unos días y a iniciativa del equipo de Honduras (formado por SANAA, FHIS/PIR, CRS, Water For People e IRC), a nivel de país se analizará la propuesta con más detalle y se determinará cómo pelar la cebolla, de tal forma que podamos preparar una sopa de cebolla que nutrirá de información que el sector de agua y saneamiento rural requiere.

--------
1 Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados -SANAA-.
2 Fondo Hondureño de Inversión Social -FHIS- / Proyecto de Infraestructura Rural -PIR-.
3 Catholic Relief Services -CRS-.
4 Foro Centroamericano y de República Dominicana en Agua Potable y Saneamiento.